header
Climate

Cómo cargar un vehículo eléctrico si no eres dueña de una casa » Yale Climate Connections

[ad_1]

En julio de 2023, mi confiable Prius recorrió su último kilómetro. Esperaba que el híbrido resistiera unos años más hasta que la infraestructura de carga de automóviles eléctricos estuviera mejor desarrollada o tuviera una casa donde pudiera cargar un vehículo eléctrico. Como inquilina sin acceso a una carga en el edificio en que vivo, me preocupaba no estar preparada para un vehículo eléctrico. Pero quedó claro que un vehículo eléctrico de bajo costo con el crédito fiscal federal añadido, era el automóvil más barato que iba a poder encontrar. Y pagar más dinero por un coche contaminante no se alineaba con mis valores ni mis necesidades. Así que compré un Chevrolet Bolt usado y me lancé al mundo de la propiedad de vehículos eléctricos y la carga pública.

El panorama de los vehículos eléctricos está cambiando rápidamente en Estados Unidos debido, en parte, a dos leyes federales aprobadas recientemente: la Ley de Reducción de la Inflación y la Ley Bipartidista de Infraestructura. Las ventas de vehículos eléctricos están aumentando, la infraestructura de carga está en auge y sus defensores están trabajando para garantizar que los inquilinos y las comunidades de bajos ingresos no sean olvidados en esta transición.

Charles Hua, analista de políticas de la organización de defensa de la electrificación Rewiring America, dijo que hay alrededor de 160.000 cargadores públicos de vehículos eléctricos en EE. UU. El país necesitará 1,2 millones de cargadores públicos para 2030 para cumplir los objetivos climáticos, según un análisis de los Laboratorios Nacionales de Energía Renovable. .

Si está buscando información sobre cómo hacer que un vehículo eléctrico funcione como inquilina o si desea abogar por una carga accesible en su comunidad, este artículo es para tí.

Tipos de carga de vehículos eléctricos

Una cosa ha hecho que mi vida sin un cargador doméstico sea infinitamente más fácil: vivo a tres cuadras de un estacionamiento de carga público en Madison, Wisconsin, con los cargadores más rápidos que existen: los cargadores rápidos de CC.

Hay tres categorías de cargadores de vehículos eléctricos. La carga de nivel 1 se realiza en el tomacorriente estándar de uso diario que tiene en su hogar (un tomacorriente de CA de 120 voltios). Es lento, pero si tiene un lugar donde puede enchufar su automóvil durante la noche, también suele ser la opción más económica. El Departamento de Transporte de EE. UU. estima que se necesitan entre 40 y 50 horas o más para cargar un vehículo eléctrico desde vacío hasta el 80 % con un cargador de nivel 1.

La carga de nivel 2 es mucho más rápida: solo se necesitan de cuatro a 10 horas para cargar un vehículo eléctrico desde vacío hasta el 80%. Los cargadores de nivel 2 se pueden instalar en el hogar, pero también hay cargadores públicos. Los encontré en supermercados y centros comerciales de Madison. Al menos tres de los supermercados de mi zona tienen cargadores de nivel 2, por lo que doy prioridad a comprar allí.

Los cargadores rápidos DC son la opción más rápida pero también la más cara. Estos cargadores generalmente se encuentran en lotes especializados con varios cargadores de CC en un solo lugar, pero también los he encontrado cerca de los comercios. Hay un cargador rápido de CC cerca de un Home Depot en mi ciudad y una vez, mientras viajaba, encontré un banco de cargadores rápidos de CC en el estacionamiento de Sam’s Club. El Departamento de Transporte estima que un automóvil eléctrico puede pasar de vacío a cargado al 80% en 20 minutos o una hora con un cargador de CC.

Una cosa a tener en cuenta es que parte de la velocidad de carga de un vehículo eléctrico está determinada por el propio automóvil y el tamaño de su batería. My Bolt, por ejemplo, limita la cantidad de energía que puede consumir a la vez para evitar que la batería se sobrecaliente. En el estacionamiento de DC cercano a mí, normalmente planeo que mi automóvil esté enchufado durante una hora y media para cargarlo al 100%. Desde que hace frío, han tardado unas dos horas, porque las temperaturas frías ralentizan el proceso químico que carga la batería.

La mayor parte de la carga pública en Madison es gestionada por la empresa de servicios eléctricos. Los cargadores administrados por otras entidades privadas (como comercios minoristas, lugares de trabajo o concesionarios de automóviles) suelen ser de acceso público, pero sus precios varían y pueden requerir una suscripción.

El precio de la carga pública gestionada por mi empresa eléctrica está determinado por el tiempo que se tarda en cargar un coche. Las estaciones de Nivel 1 y Nivel 2 cuestan $2 por hora, mientras que el lote DC donde cobro cuesta $5 por hora. En la práctica, esto significa que normalmente gasto entre $7 y $10 para cargar mi auto cada dos o tres semanas. Con una carga completa, mi coche puede recorrer unas 250 millas. Trabajo desde casa, así que normalmente dejo mi auto por la mañana, camino a casa y luego vuelvo al estacionamiento cuando recibo la notificación de que la carga se ha detenido. Esto sería mucho más inconveniente si no trabajara desde casa.

Cómo encontrar la carga de vehículos eléctricos si eres inquilino

Si conduce al trabajo, investigue si puede cargar un vehículo eléctrico en su lugar de trabajo. Si su oficina no tiene cargador, vea si puede cambiarlo.

“De hecho, estamos viendo que las empresas se dan cuenta de que, para atraer una fuerza laboral moderna, parte de eso es tener estaciones de carga de vehículos eléctricos en el estacionamiento”, dijo Hua. “Y eso se debe en parte a que los empleados lo exigen”.

Aquí hay algunos recursos e incentivos que puede informar a su empleador:

  • Kit de herramientas para el taller de cobro a empleadores de la Coalición de Ciudades Limpias en el lugar de trabajo
  • Guía práctica de la ciudad de Boston : cómo iniciar un programa de carga de vehículos eléctricos en el lugar de trabajo
  • Crédito de propiedad para repostaje de vehículos de combustible alternativo: las empresas que instalen un cargador eléctrico entre 2023 y 2032 pueden ser elegibles para un crédito fiscal federal del 30 %.
  • Busque los incentivos de su estado para ver si existen créditos o reembolsos fiscales estatales para empresas que instalan cargadores (ejemplo de palabras clave de motor de búsqueda: incentivo para cargadores de vehículos eléctricos para empresas de California).
  • Los propietarios de empresas pueden encontrar útil esta herramienta de ChargePoint. Puedes ingresar tu estado y aparecerá una lista de incentivos relevantes.

De manera similar, vea si puede presionar a su arrendador para que permita la carga en el hogar:

  • Pregunta si hay un tomacorriente al aire libre o en el garaje que pueda usar para cargar su automóvil. Esta sería una carga de nivel 1.
  • Existen créditos fiscales federales (y probablemente reembolsos en los próximos años) para los propietarios que instalen cargadores en casa. El desafío puede ser convencer a su arrendador de que utilice el crédito para instalarlo en su propiedad de alquiler en lugar de en su propia casa.
  • Nuevamente, busca los incentivos de tu estado para ver si existen créditos o reembolsos fiscales estatales para los propietarios que instalan cargadores (Ejemplo: incentivo para el cargador de vehículos eléctricos de apartamentos en California).

Si no puedes cargar en casa o en el trabajo, es hora de explorar las opciones de carga pública en tu área. Utilizo la aplicación PlugShare para buscar cargadores. Es un mapa comunitario de cargadores de vehículos eléctricos en todo EE. UU. Puede filtrar el mapa por la velocidad del cargador, por lo que es fácil encontrar un cargador rápido. El mapa también le muestra si otro automóvil está utilizando cargadores. Si hay cargadores cerca de su casa, lugar de trabajo, supermercado o cafetería favorita, será más fácil hacer que la carga funcione para usted.

Vale la pena señalar que los cargadores públicos son mucho más fáciles de encontrar en las ciudades. En Madison, hay varios cargadores rápidos de CC públicos que podría usar. En la ciudad más pequeña de Wisconsin donde viven mis abuelos, sólo hay uno y es propiedad de un concesionario de automóviles. En el pueblo agrícola donde vive mi mejor amigo de la infancia, no hay cargadores públicos, y mucho menos cargadores rápidos de CC.

Hacer que el futuro de la carga pública de vehículos eléctricos sea más equitativo

Actualmente, los cargadores públicos no están distribuidos equitativamente en las comunidades. Las comunidades de color y de bajos ingresos que han experimentado una falta de inversión a menudo están “desiertos de cargadores” al mismo tiempo que experimentan una contaminación desproporcionada por el tráfico. A medida que los vehículos eléctricos se vuelven más asequibles, grupos como GRID Alternatives están tratando de asegurarse de que la inversión en infraestructura de carga tenga en cuenta la equidad.

Rachael Aptowitz es estratega del programa de carga equitativa de vehículos eléctricos de GRID Alternatives. Dijo que su organización piensa en los cargadores de vehículos eléctricos desde un marco de “personas en el lugar”.

“¿Cómo podemos asegurarnos de que no solo llevemos cargadores a las comunidades, sino que las comunidades realmente tengan acceso a esa infraestructura para que podamos ver los beneficios reales?” ella dijo.

GRID Alternatives aboga y lidera programas que hacen que la carga pública sea más asequible y accesible. Por ejemplo, si los residentes de bajos ingresos no pueden cargar su automóvil en casa, se pierden los ahorros que supone cambiarse a electricidad.

“Nuestra visión a largo plazo para este trabajo es crear esos marcos de beneficios en este punto crítico para la carga pública”, dijo Aptowitz. “¿Cómo sería crear un programa como el que hizo SNAP de asistencia alimentaria para la carga de vehículos eléctricos?”

En un proyecto, GRID Alternatives se asoció con EVgo, una red de carga pública, para crear un programa de tarjetas de carga para subsidiar la carga a inquilinos de bajos ingresos. Aptowitz dijo que el programa atiende a más de 2.000 personas y ha proporcionado 2 millones de dólares en subsidios de carga pública. GRID Alternatives está trabajando con el estado de California para ampliar este programa y hacer que las tarjetas de carga funcionen en todos los cargadores de vehículos eléctricos.

Aptowitz dijo que pensar en los inquilinos y la equidad a medida que Estados Unidos construye infraestructura y políticas para los vehículos eléctricos es fundamental para cumplir los objetivos climáticos de la nación.

Charles Hua de Rewiring America dijo más o menos lo mismo. “Para pintar una imagen de cómo puede ser el futuro de la movilidad en este país”, dijo, “el objetivo es, en última instancia, que haya flexibilidad. Entonces, si desea utilizar una bicicleta eléctrica o un scooter eléctrico, puede hacerlo. Si quieres caminar o andar en bicicleta, está bien. Si quieres utilizar el transporte público, está bien. Pero para los muchos estadounidenses que no pueden vivir sin un automóvil, lo fundamental es que debe ser eléctrico. En otras palabras: no podemos seguir contaminando”.

Se siente bien conducir un coche eléctrico. Pienso en ello cada vez que me quedo atrapado en un semáforo respirando el escape de otros autos, cada vez que paso por el autoservicio de cambio de aceite que nunca tendré que volver a visitar, y cada vez que cargo mi auto en el lote público con energía renovable. Estoy logrando un cambio pequeño pero significativo en mi propia comunidad a contaminar menos. Se necesita un poco de planificación para que funcione como inquilino, pero me alegro de haber hecho el cambio.

Este artículo fue traducido por Climate Cardinals.



[ad_2]

Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button